“Cabecillas” del crimen organizado son trasladados en helicópteros por su alto grado de peligrosidad

0
1711

Un total de doce privados de libertad se trasladaron, hoy en las primeras horas de la mañana, desde las celdas de la Penitenciaria Nacional de Támara (PNT) hacia el centro penal La Tolva,  en Moroceli, El Paraíso, que por su alto riesgo y peligro que representan fueron movidos por helicópteros de la Fuerza Aérea.

Los reos eran los más temidos por el resto de la población carcelaria de ese centro, debido a que mantenían un control contra todos sus compañeros, debido a su historial criminal y los puestos jerárquicos que tienen dentro del crimen organizado.

Mueven a los meros “toros”

La operación fue realizada por la  Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (Fusina) y la Fuerza Nacional de Control de Centros Penitenciarios (FNCCP) y miembros del escuadrón élite policial  Tropa de Inteligencia y Grupo de Respuesta “Tigres”.

Los trasladados al centro penal “ El Pozo II”son: Ramón Cálix,  Lucio Rivera,  Wilmer Escoto,  Alexander Mendoza,  Jairo Orellana Recinos,  Jorge Velásquez Paz,  Víctor Manuel Fúnez,  Rafael Méndez, Aral Josep Cárcamo, Carlos Miranda,  Ángel Ramírez y  Raúl Martínez.

En el caso de Ángel Ramírez y Raúl Martínez eran los encargados de brindarle seguridad personal a su compañero de modulo Lucio Rivera y encargados de ordenar asesinatos y extorsión a dueños de transporte urbano y a locales comerciales.

El privado de libertad   Rafael Méndez, es de los catalogados al interior de ese centro penal, como uno de los reos de alta peligrosidad, por su historial criminal y porque siempre busca la forma de seguir ordenando la ejecución de hechos criminales desde el interior.

Ramón Cálix,  es ampliamente conocido como  simpatizante de la  MS-13, y no solo gira órdenes desde adentro, sino que también ha logrado convertirse en un jefe al interior de este centro, lo que le permite además dar instrucciones en contra de sus propios compañeros.- Es autor intelectual de crímenes dentro y fuera de Támara. 

El privado de libertad, Lucio Rivera, quien es conocido como uno de los “toros” de este centro penal, y forma parte de una banda criminal, se encargaba de traficar armas, se le han decomisado pistolas de alto calibre y usaba las instalaciones de la panadería para esconderlas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here