Pasan los años y el legado de servicio al prójimo del doctor Ramón García Herrera continúa

0
1518

Pese a que han transcurrido 18 años desde su partida, el recordado doctor y político, Ramón García, dejó un legado de servicio al prójimo, el cual continúa.

El pueblo de Reitoca y la zona Sur de Honduras recuerda a García, como si fuese ayer que partió de este mundo.

En el año 2002, un grupo de asaltantes apagaron la vida del querido doctor, mientras salía de su residencia en la capital del país, hacia su trabajo.

Los reitoqueños, quiénes de cariño le decían «Moncho»,  lo recuerdan con cariño, ya que velaba por la salud de los más desprotegidos, y no permitía las injusticias ni la desigualdad social por colores políticos o creencias religiosas.

Todos los que conocieron a García,  lo recuerdan como el líder de la zona y amigo del pueblo, ya que logró muchos cambios y mejoras en el municipio.

García fue el promotor de proyectos, como: la Clínica Materno Infantil, ubicada en el casco urbano del  municipio de Reitoca, la construcción del puente del paso de El Tamarindo sobre el río Grande Reitoca, ubicado en La Venta, que conecta a estos municipios, y además muchas obras públicas innumerables.

Asimismo, en el período 1994-1998 fue diputado suplente por el Partido Liberal.

Durante su gestión como diputado se logró la apertura de centros educativos de primaria y secundaria, también el Jardín de Niños de  el Centro, el cual lleva su nombre.

Una de sus memorables frases era «Mira Chele, uno viene al mundo a servir, no a servirse de la política».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here